recuperación postparto

El embarazo es una etapa mágica en la vida de toda mujer. Y como pasa con todas las madres, una vez tu pequeño vea la luz del mundo, cualquier propósito que tengas quedará de lado y esa pequeña vida tomará el primer lugar en tu vida. Al llegar al postparto seguramente querrás aprovechar cada instante para dedicárselo al bebé, pero debes tener en cuenta que el bienestar del recién nacido está estrechamente ligado al de la madre. Por esta razón, una pronta recuperación es de vital importancia para ambos. Pero descuida, en este post te consentiremos un poco brindándote algunos consejos para una rápida recuperación tras el parto.

LA CONFIANZA ES LO PRIMERO

El temor a pasar de ser mujer a madre es la primera cosa que llega a nuestras mentes apenas nos enteramos que estamos embarazas, especialmente si somos primerizas. Pero tranquila, el miedo a lo desconocido es algo muy común, así que no dejes que éste se apodere de tu mente. Lo más importante es que confies en ti, si la vida te otorga el regalo de ser madre, es porque seguramente serás la mejor mamá del mundo. 

Luego del parto habrá momentos en los que te sentirás un poco triste o te cuestionarás si podrás cumplir bien con tu papel de madre. ¡Pero es natural! El desajuste hormonal hará que sientas estas sensaciones, o por el contrario elevarán tu euforia a niveles nunca antes vistos. Luego de un par de semanas, tu cuerpo llegará a un punto de equilibrio. Y recuerda, tendrás a todos tus seres queridos allí para apoyarte, así que podrás superar todos esos temores junto a la mejor compañía.

Y como prevenir siempre es importante, si pasan más de dos semanas y tus niveles hormonales siguen fuera de control, acude con un especialista para evitar atravesar una depresión postparto.

DESCANSA ADECUADAMENTE

Luego del parto encontrar un momento para descansar no será del todo sencillo, pero será muy importante que lo hagas. El descanso luego del nacimiento es vital, especialmente durante los primeros días, ya que más adelante tendrás que comenzar a recuperar tu cuerpo con algunos ejercicios físicos y si no cumples con un reposo adecuado será más complicado para ti enfocar todas tus energías en la recuperación física. Apenas el bebé se duerma, síguele los pasos y duerme tu también, de esta forma podrás aprovechar cada momento para descansar como debe ser.

ALIMÉNTATE BIEN Y BEBE MUCHOS LÍQUIDOS

Al pensar en postparto, seguramente lo primero que nos viene a la mente es adoptar una dieta estricta en orden de recuperar nuestro peso ideal. Pero si tomamos este camino estaremos optando por una disminución de nuestro tejido muscular, lo que consecuentemente producirá flacidez.

La mejor forma de recuperar nuestro peso ideal sin sacrificar nuestra integridad física, es una dieta completamente equilibrada, rica en vitaminas y minerales (no sólo para nosotras sino también para el bebé) y el ejercicio físico adecuado. Recuerda que al estar en la etapa de lactancia todo lo que consumas lo compartirás con tu bebé al momento de amamantarlo, por lo que nuestra prioridad en cuanto a alimentación siempre debe ser proporcionarle a nuestro recién nacido todos los nutrientes que necesita para su completo desarrollo.

Bebe mucha agua y evita tomar duchas calientes para que tus músculos se vayan tonificando de manera natural.

REALIZA EJERCICIO FÍSICO PARA RE-ENCONTRARTE CON TU CUERPO

Al realizar el trabajo de parto los músculos del suelo pélvico se verán debilitados, pudiendo ocasionar incontinencia urinaria. Pero descuida, no tendrás que esperar mucho tiempo para recuperar la fuerza en esta zona, los ejercicios postparto son muy sencillos y efectivos.

Los mejores ejercicios a realizar para recuperar la fortaleza en el suelo pélvico son los denominados ejercicios de Kegel, que reciben este nombre en memoria de su desarrollador, Arnold Kegel, durante la década de los 40.

Los ejercicios de Kegel consisten en la tensión y distensión del músculo pubocoxígeo, por lo que realizarlos de manera disciplinada y constante le devolverán la fuerza a tu musculatura pélvica y mejorarán la función de tu esfínter uretral y rectal. Adicionalmente, los abdominales hipopresivos también te ayudarán a fortalecer la musculatura profunda del abdomen, la cual se debilita luego del parto.

ejercicios de kegel
Ejercicios de Kegel
Una vez tengas un nivel de recuperación óptimo, una buena opción para darle un boost extra a tu cuerpo es la natación, que te ayudará a bajar de peso y a tonificar los músculos de tu cuerpo, por lo que esa flacidez que sentirás con el postparto desaparecerá completamente.

DELEGAR FUNCIONES A TU PAREJA ES VITAL

Y porque no todo recae sobre la madre, en función de tener una recuperación completamente efectiva lo mejor será delegarle algunas tareas, tanto domésticas como relacionadas al bebé a tu pareja o persona de confianza. Organízate para poder sacarle todo el jugo a tu tiempo y recuerda, el bienestar de tu bebé es directamente proporcional a tu bienestar, así que tómate tu tiempo y no escatimes en esfuerzos para recuperar tu cuerpo al 100%.


¿Has encontrado util este post? ¡Compártelo con todos tus amigos y conocidos!